DENOMINACIÓN DE ORIGEN PROTEGIDA CANGAS


Zonas de producción

La zona de producción de uva para la elaboración de los vinos protegidos por la Denominación de Origen Protegida Cangas, está constituida por los terrenos que en base a criterios exclusivamente técnicos, se consideran especialmente aptos para la producción de uvas con la calidad necesaria y que estén ubicados en los términos municipales de: Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Illano, Pesoz y algunas zonas que pertenecen al término municipal de Tineo.

Viticultura de montaña


En las zonas de producción de Denominación de Origen Protegida Cangas el paisaje es abrupto, montañoso y en sus laderas se asientan los viñedos, en pronunciadas pendientes, que hacen que su mantenimiento y cultivo sea difícil, heroico. Visitar la zona es remontarse al pasado: bosques y viñedos centenarios, oficios tradicionales…. Una mezcla de tradición y evolución que en la viticultura se traduce en mimados viñedos, para conseguir una materia prima de primera calidad.

Asturias forma parte del territorio calificado como Viticultura de Montaña por el CERVIM (Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña) una exclusividad que en el territorio español solo tienen el Vino de Cangas, la D. O. Ribeira Sacra y la D.O. Priorat.

El Viñedo de alta montaña se caracteriza por:

• Cultivo de la viña en las zonas de montaña, altitud superior a 500 metros sobre el nivel del mar,
• Cultivo en fuerte pendiente, terrenos con más del 30% de declive.
• Viñedos en pequeñas islas.
• Viñas en terrazas de cultivo.

Los territorios que sostienen viñedos de alta montaña, tienen también características parecidas, que permiten hablar de "viticultura heroica":
• Orografía que no permiten la mecanización.
• Parcelas de poca superficie, a veces fraccionados y frecuentemente organizados en terrazas de cultivo.
• Explotaciones con pequeña superficie de cultivo, cuya actividad agrícola no constituye la renta económica principal.
• Necesidad de inversiones económicas elevadas para modernizar los cultivos.
• Condiciones climáticas adversas
• Variedades de uva exclusivas, con producciones enológicas que salen de los modelos mundiales.
• Las viñas se encuentran en zonas geográficas con paisajes de elevada belleza y con carácter turístico.