LA CONTRAETIQUETA.

Para obtener esta etiqueta los vinos deben de cumplir una serie de requisitos reflejados en el Reglamento de la Denominación, como son:

Garantía de origen: la procedencia de la uva deber ser en un 100% de la zona de la Denominación. Rendimientos de producción y trazabilidad: cada partida de vino se debe corresponder con una partida de uva reflejada en acta durante las vendimias y se debe ajustar a los rendimientos máximos establecidos tanto para la producción de uva como para la obtención de mostos. Así mismo se verifica la trazabilidad en cuanto a procesos de elaboración llevados a cabo en cada bodega: ensamblajes, crianzas, embotellado, etiquetado…

Control físico-químico y sensorial: El Denominación de Origen Protegida Cangas se somete al análisis físico-químico de un laboratorio oficial para comprobar que sus parámetros (Acidez, Grado, Anhídrido Sulfuroso, Azúcar..etc) están en el intervalo de valores que exige el Reglamento de la Denominación, si es así se somete al análisis sensorial (Cata) de un Comité de Calificación formado por personas externas a la Denominación: enólogos de otras Denominaciones, sumilleres, Hostelería, Escuela de Hostelería, Críticos gastronómicos… Sólo aquellos vinos que han superado todos controles y cumplen todos los requisitos son certificados como producto amparado por la Denominación de Origen Protegida Cangas.


El Consejo Regulador de la Denominación Vino de Cangas ha implantado en el año 2010, un nuevo sistema de seguridad, la fabricación de las contra etiquetas la realiza la FNMT (Fabrica Nacional de Moneda y Timbre, insertando en ellas, un dispositivo que incorpora en una pequeña banda, elementos del logotipo que solamente se visualizan con unas lupas especiales. Gracias a ese efecto óptico, se comprueba la autenticidad de la contra etiqueta.

LA CONTRAETIQUETA. VINO "JOVEN"

CONTRAETIQUETA VINO JOVEN "VINO D.O.P. CANGAS"

Los vinos calificados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cangas como "Joven" son aquellos vinos que además de cumplir todos los requisitos en relación a trazabilidad, análisis físico-químicos y organolépticos son presentados al comité de calificación en el plazo de un año, después de su vendimia y una vez calificado el vino es embotellado en el plazo de un mes.

También son calificados como "Joven" aquellos vinos que pasan por barrica, pero no cumplen los plazos para ser calificados como "Crianza". Estos vinos podrán indicar en la etiqueta el tiempo de permanencia en barrica mediante los términos "Barrica" o "·Roble" si el Consejo Regulador, tiene constancia de este hecho recogido en las correspondientes actas de entrada y salida de barricas. Estos vinos no tienen la obligación de ser calificados en el año siguiente a su cosecha.

 

LA CONTRAETIQUETA. VINO "Crianza y Reserva"


CONTRAETIQUETA CRIANZA "VINO D.O.P. CANGAS"

Los vinos amparados por la Denominación de Origen Protegida Cangas en esta categoría son aquellos vinos que ha adquirido una armonía en el conjunto de sus cualidades organolépticas y unas características analíticas notables como consecuencia de un proceso de envejecimiento.

Se etiquetarán como Crianza aquellos vinos que cumplan un período de envejecimiento no inferior a dos años naturales, en el caso de los tintos y 18 meses en el caso de los blancos, de los cuales seis meses, como mínimo habrán permanecido en barrica de madera de roble de capacidad máxima de 330 litros. Se etiquetarán como "Reserva" los vinos con un período mínimo de envejecimiento de 36 meses, de los que habrán permanecido al menos 12 meses en barricas de madera de roble con capacidad máxima de 330 litros y en botella el resto del periodos.

Y los blancos con un período mínimo de envejecimiento de 24 meses, de los que habrán permanecido al menos 6 en barricas de madera de roble de la misma capacidad máxima. En la Denominación de Origen Protegida Cangas, no se permite en ningún caso la utilización de virutas de madera para el envejecimiento de los vinos.